Cómo tratar la distensión abdominal

La distensión abdominal suele ir acompañada de dolor y malestar. La persona que la sufre no sabe cuál es la causa que le está provocando este problema. La intolerancia a algún alimento o componente (por ejemplo, el gluten) puede ser alguna de las causas del vientre hinchado. Asimismo, realizar comidas abundantes, masticar los alimentos con la boca abierta (provoca que se trague mucho aire) o beber bebidas con gas, también pueden ser motivos de la distensión abdominal.

Normalmente, para tratar el vientre hinchado solemos recurrir a diferentes fármacos (comprimidos masticables en su mayoría) que nos permiten reducir esa inflamación y sentirnos mejor. Sin embargo, existen opciones mucho más naturales.

Cómo tratar la distensión abdominal

Manzanilla : es un excelente remedio herbal para tratar el vientre hinchado. De hecho, es ideal para tratar cualquier problema estomacal. Por ejemplo, si hemos realizado una comida abundante, consumir una manzanilla nos ayudará a acelerar la digestión para sentirnos mejor. Se recomienda tomarla, sobre todo, por la noche ya que, además de tratar el vientre hinchado y prevenirlo, favorece un buen descanso.

Menta: las infusiones de menta-poleo son muy aconsejadas después de las comidas. Permite una sensación de bienestar inmediata y favorece la digestión. Asimismo, una de sus propiedades únicas es que tiene un sabor muy fresco. Si lo deseamos, podemos añadirle un poco de limón o, también, algo de miel. Es mejor consumirla solo después de la comida principal. Por la noche, mejor optar por la manzanilla.

Laurel: no suele haber laurel en forma de bolsitas de infusión para consumir, sino que debemos adquirir las hojas y preparar un té. Algunas personas consideran el laurel como un verdadero tónico estomacal, y es que, cuando se consume, la mejoría es notoria. Con añadir unas pocas hojas de laurel a un recipiente con agua hirviendo, es suficiente. Tras colar el resultado, se puede disfrutar de una infusión muy beneficiosa.

Hinojo: esta hierba tiene un efecto antiinflamatoria que la hace excelente para aliviar el vientre hinchado y favorecer la expulsión de los gases. Es positivo tomarlo después de una comida abundante y alternar su consumo con las opciones anteriores. Aunque el hinojo y el laurel llevan un poco más de tiempo de preparación, se aconseja probar todas las opciones  para ver cuál de ellas nos brinda el mejor resultado.

Aunque podamos tratar el vientre hinchado con estas soluciones herbales, si este problema nos ocurre con bastante frecuencia es necesario que se lo comentemos a nuestro médico de confianza. La razón está en que, tal vez, la solución esté en retirar aquel alimento que nos está provocando esta reacción en nuestro cuerpo. En la actualidad, el número de personas que tienen algún tipo de intolerancia ha aumentado bastante, por lo que hay que estar atentos a la posibilidad de que esta sea la causa de nuestro vientre hinchado. Además, es preciso que mejoremos nuestros hábitos al consumir alimentos. Comer despacio y sin prisa, sentados, masticar muy bien los alimentos, y no consumir más comida de la que nuestro cuerpo necesita, son aspectos relevantes que siempre hay que tener en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *