Desayunos nutritivos y diferentes para cada día de la semana

Es bien sabido que, de las 4 comidas que realizamos a diario, el desayuno es lo más importante. Mucha gente no desayuna por salir a las corridas al trabajo, por la fiaca que da despertarse antes para prepararlo, o porque se despiertan tarde.

Razones y excusas hay muchas, pero cierto es que no son pocos los que no desayunan o bien desayunan «mal», en muchas ocasiones tomando apenas un café o un té y un par de galletitas mientras se van cambiando para salir a la calle. Luego, lo que sucede, es lógica pura : llegan al almuerzo con una alteración del apetito. Eso hace que se retrase el gasto metabólico, que es uno de lo más importantes que hace el cuerpo. Se puede tener una deficiencia energética si no se desayuna de manera correcta.

Un desayuno para cada día se la semana

LUNES

Si solemos tomar un yoghurt, agregarle un puñado de frutos secos o también se puede tomar una vaso de leche acompañado por granola o los conocidos müslix. Los frutos pueden ser almendras, castañas de cajú, pasas de uva o nueces. Acompañar la mezcla con trozos de frutas. El kiwi, por ejemplo, es rico en antioxidantes y vitamina C.

MARTES

Preparar tostadas de pan salvado o integral con semillas y aceite de oliva, queso untable y unas fetas de jamón crudo. Resulta ser ua saludable opción salada para escaparle a las tentaciones dulces.

MIÉRCOLES

Una porción pequeña de arroz con leche es rica en proteínas y fibras. Se le puede agregar pasas de uva, frutos rojos y canela.

JUEVES

Los batidos de frutas o los hoy llamados «smoothies», se pueden convertir en un desayuno sencillo, simple y muy rico. Además de combinar diferentes ingredientes, ayudan a eliminar toxinas. Un poco de leche descremada, banana, manzana… y listo.

VIERNES

Galletitas de avena, miel y avellanas. Son fáciles y rápidas de preparar. Comerlas acompañadas de una rico café con leche y un vaso de jugo de naranja exprimido.

SÁBADO

Las proteínas de la clara del huevo son ideales. Se pueden hacer panqueques, incluso hacerlos revueltos o pasados por agua. Sumarle un lácteo y una fruta.

DOMINGO

Como siempre sucede, tener un «permitido» en la semana no está mal. Los domingos se puede desayunar una porción de bizcochuelo de chocolate con un rico café con leche o te en la cama y así liberarse un poco de todo el estrés que deja la semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *